Informe de Morena Internacional sobre el V Congreso del PSUV

Escrito por Damaris Hoyos Olivan
Publicado en el boletín nº15 de Morena Internacional

A partir del pasado 5 de marzo y durante 4 días, se realizó el V Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el IV Congreso de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV). Dicho congreso fue dedicado al aniversario de los 9 años de la siembra del Comandante Hugo Chávez y pudo reunir a más de dos mil doscientos delegados territoriales y sectoriales de al menos 25 movimientos de todo el país, estos delegados fueron electos en una jornada de asambleas en las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCH).

Durante la inauguración intervinieron la vicepresidenta ejecutiva venezolana, Delcy Rodríguez , el expresidente boliviano, Evo Morales, el expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, el secretario ejecutivo del PSUV, Eduardo Piñate y el Presidente Nicolás Maduro Moros.

3R.NETS Y LA ÉTICA COMO TAREAS DEL PARTIDO

El Presidente Nicolás Maduro propuso subsumir en las 3R (recuperar, repolarizar, repolitizar) que el Comandante Chávez utilizó para renovar la revolución en el fragor de la autocrítica, las 3R que servirán como fórmula para avanzar hacia la Nueva Época de Transición al Socialismo (NETS).

Una de las líneas de acción fundamentales para cada militante y funcionario de partido como horizonte de la continuación revolucionaria rumbo al 2030: “Resistir, renacer, revolucionar”(3R); “resistencia” a las acciones contrarrevolucionarias y de despolitización, resistir todos los días y en todos los espacios a las agresiones imperialistas; “renacer” del espíritu original de la Patria, “revolucionar” en el accionar, en el pensamiento, en el discurso, consolidar un movimiento permanente de renovación.

El sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plena; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree a costa de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.”

Durante su intervención, el Presidente fue insistente en el estudio de la ética política y los valores revolucionarios frente a la corrupción, la indolencia y el burocratismo como eje primordial de cada militante de la revolución, «Para qué sirve este partido para construir el socialismo, para defender la Patria, para educar a nuestro pueblo, para organizar el Poder Popular, para garantizar la democracia protagónica, son las grandes razones para nuestra existencia histórica», puntualizó. Siendo así una tarea fundamental, desenmascarar los antivalores del capitalismo y el consumismo que han manchado el proceso revolucionario.

2600 PROPUESTAS

Durante 4 días de conferencias magistrales y mesas de trabajo se centraron las discusiones en temas de coyuntura nacionales como internacionales. Entre los temas más importantes están, la reconstrucción de la economía en función de un nuevo modelo productivo; el despliegue de las políticas sociales; la recuperación de los niveles de bienestar; la profundización del poder popular; la transformación radical del Estado; la eficiencia en la gestión gubernamental con la creciente participación del pueblo y del partido; el fortalecimiento de la lucha antiimperialista.

Como resultado de cada una de esas discusiones, se lograron recabar más de 2600 propuestas de los delegados y delegadas que ya están siendo sistematizadas por la dirección nacional del PSUV, logrando acordar en su conjunto 32 resolutivos. Entre los más importantes se encuentran los siguientes:

Adoptar y desarrollar en la teoría y la práctica revolucionaria, las Cinco Tesis planteadas por el compatriota Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros, durante su discurso de Instalación de la Plenaria Nacional del III Congreso Socialista:

  1. Sin Socialismo no es sostenible la independencia y la soberanía en Venezuela;

  2. La tarea más importante de la Revolución Bolivariana en la nueva etapa es el desarrollo de una economía productiva socialista;

  3. El socialismo es democracia y la democracia es socialismo;

  4. La primera Revolución es en el espíritu;

  5. El mundo multicéntrico, pluripolar, y la unión Latinoamericana y Caribeña, garantizan la paz y el equilibrio en el planeta.

Asumir la transformación del Estado como parte del Proceso Constituyente y, por tanto, como una de las tareas fundamentales del Partido en la relación Partido-Gobierno: Materializar el Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia significa construir el Estado Bolivariano Socialista, fortaleciendo el Poder Popular en todas sus expresiones organizativas, como único poder capaz de demoler el Estado Burgués y construir el nuevo Estado, impulsor de la revolución productiva y la transformación cultural, con la consolidación de las comunas y el Sistema de Gobierno Popular, como semillas de la nueva estructura de poder cuya edificación cristaliza la Refundación de la República, a partir de los poderes creadores del Pueblo ¡Comuna o nada!

Derrotar la dependencia económica, haciendo la revolución productiva y enfilando rumbo al Socialismo por el camino que señala el Plan de la Patria: Preservar la justa distribución de la riqueza, con acento en la inversión social y en el desarrollo de una economía productiva sustentable, superando el rentismo petrolero, a partir de la participación protagónica de la clase obrera y del pueblo organizado en la base comunal. Ganar la Guerra Económica: Garantizar el control social del sistema financiero y combatir los mecanismos burgueses de captación de la renta y el ingreso, así como las prácticas especulativas depredadoras, corruptas y corruptoras, para, de esa manera, erradicar la hegemonía de la burguesía y suprimir su dominación sobre la sociedad, mediante la valorización de la cultura del trabajo, el protagonismo popular, y una lógica de igualdad y justicia, propia de la clase obrera. El PSUV está en la obligación de construir una propuesta política en materia económica. Un plan de lucha, una agenda de tareas y la acumulación de la fuerza necesaria para superar los efectos derivados de la Guerra Económica y profundizar en el desarrollo de la economía socialista.

En conclusión, un congreso profundamente democrático y contundente en las líneas de acción que cada líder sectorial y territorial debe bajar a la base. Debe ser una tarea fundamental, que como parte de nuestras actividades de solidaridad con la Revolución Bolivariana, podamos aprender, difundir, discutir y replicar en nuestros espacios de incidencia, la agenda que en este congreso se ha logrado consolidar.

  • En indispensable reforzar los lazos de intercambio entre los pueblos nuestroamericanos como necesidad frente a la reconfiguración del mundo multipolar y la vez, aprender de esos procesos revolucionarios para fortalecer y consolidar nuestro proceso de transformación de la vida pública nacional.

¡Porque la solidaridad es la ternura de los pueblos!

¡Patria o muerte! ¡Venceremos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.