El mercado de las armas. Como funciona la industria de la muerte.

Conversación con José Nivoi, trabajador portual de Génova, delegado sindical y militante politico del CALP, Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuales de Génova.

Entrevista realizada para Radio Sana’a, radio popular de Yemen, por el equipo de Bricspsuv Italia.

 

José, como primera cosa te pedimos de contarnos la historia del CALP, colectivo de trabajadores portuales de Génova, su fundación y su historia de militancia y lucha. Como el colectivo político se acercó a la lucha internacional, a la sensibilidad internacionalista, como se construyeron las huelgas de los últimos dos años que bloquearon el cargo de los armamentos militares dirigidos al Medio Oriente y en último la iniciativa del próximo lunes 25 de enero en solidaridad a la guerra criminal en Yemen.

Hola a todos, soy José Nivoi, actualmente delegado sindical de la USB y militante político por el Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuales CALP, colectivo que nace en el 2011 mientras regresabamos desde Roma por una lucha “los indignados” y en el regreso sentimos la necesidad de hablar entre trabajadores del Porto de Genova en una forma más colectiva y no solo en terminos sindicales porque en ese momento estabamos dentro de un sindicato que no nos permitía de construir un diálogo entre todos los portuales que por diferentes empresas trabajan en el mismo Puerto. Así mismo como fué el primer Colectivo de Trabajadores Portuales, hablamos de 1960 y uno de nosotros, el compañero Bruno Rossi, que en esa época fué militante de ese colectivo, y fué gracias a sus consejos que decidimos de reconstruir el que un tiempo era el Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuales. Desde ese momento empezamos con diferentes iniciativas, actividades de antifascismo en la ciudad, marchas, y apoyo a esos trabajadores que no tienen esa estructura que nosotros en e puerto tenemos y entonces salir como portuales hacía el contexto ciudadano apoyando las luchas de los enfermeros, de los obreros metalmecánicos, obreros de pequeñas empresas y apoyando las huelgas, las marchas de ellos siempre tratando de construir redes entre trabajadores socializando con ellos y siempre resaltando las protestas de los otros trabajadores. De esta forma empezamos a tener relaciones con toda la ciudad y con varios colectivos políticos por ejemplo yo también soy parte del Colectivo Genova City Strike, un colectivo comunista activo en Génova, otros portuales están dentro de otros colectivos autónomos, otros anarquistas y entonces de esta forma los portuales empezaron a traer dentro del CALP varias sensibilidades por ejemplo esa del Internacionalismo que para nosotros hoy es la base de nuestra práctica política.

Entonces de esta forma empezamos a mirar lo que sucede en los otros puertos y todo nace hace 5 años atrás cuando empezamos a ver estas camionetas blancas de la TOYOTA en donde nosotros aplicamos unos adesivos (lo hacemos todavía hoy porque seguimos trabajando con automóviles), entonces nosotros sobre los vidrios del coche aplicamos el adesivo con escrito el porto del puerto en donde llegará ese coche. Por ejemplo aquí en Génova tenemos el Génova-Tunisi que lo aplicamos sobre los coches para que todos los portuales sepan que ese coche llegará en Tunisi y entonces debe ser cargada sobre una determinada nave. Y cuando vimos estas camionestas blancas nos quedamos sorprendidos, porque no se trataba de 20 camionetas, no, eran cientos y cientos de camionetas, carovanas infinitas de camionetas. Entonces llegó un compañero del puerto con un video de youtube, era el momento de la guerra en contra de Gheddafi, contra la Libia, y vimos esta camioneta con una ametralladora color arena y este adesivo aplicado arriva y cuando vimos esto nosotros nos quedamos mal, porque estabamos convencidos de trabajar en un puerto civil, “pero como es posible” me decían los compañeros, estos son armamentos que sirven para armar a un ejército regular que en ese momento era un ejército de mercenarios pagados por otros estados para derrotar al gobierno líbico, y nosotros en ese momento nos sentimos parte de esa maquinaria de guerra. Entonces después de ese echo empezamos a ser más atentos a lo que sucedía en el Puerto de Génova porque no se trata de un puerto segundario, Génova es uno de los mayores puertos, es el decimoprimero puerto de Europa y el primero por importancia del meditérraneo. Después de este período fuimos informados por los compañeros del puerto de Le Havre que estaban bloqueando este cargo de obuses, que son cañones de artillería porque estos cañones tenían que irse en la guerra de Yemen. Después de esta noticia nosotros entendimos que teníamos que seguir esa calle y ese razonamiento. Entonces nos llegó la noticia que estaba llegando un cargo de generadores que servían para alimentar drones y artillería de campaña decidimos nosotros también de bloquear ese cargo. Porque era el momento más caliente de la guerra entre Yemen y Arabia Saudí, una guerra masacre y entonces nosotros decidimos en ese momento que no queríamos ser parte de esa maquinaria de muerte. Nosotros solíamos ser parte de iniciativas contra la NATO y contra la guerra que se hacían aquí bajo la palabra NO NATO NO GUERRA y siempre como compañeros participamos en estas luchas y entonces entendimos que era necesario ahora bloquear ese cargo de armas dirigido a la guerra en Yemen. Para hacerlo empezamos a organizar campañas de sensibilación para la ciudadanía en ese tema, contactamos a varias organizaciones, colectios políticos, incluso a Emergency, Greenpeace, SaveTheChildren, Medicos sin Fronteras, y a todas las organizaciones políticas genovesas y nacionales.

Entonces el 17 de mayo de 2019 llamamos esta asamblea ciudadana con todos los sujetos políticos y en esa asamblea fué muy participada y ahí decidimos que apenas llegaba la nave Bahri que en ese caso era la Jamboo teníamos que organizar una huelga de trabajadores y un piquete para bloquear la entrada del muelle en donde tenía que atracar la nave. Para hacer esa huelga tuvimos que estudiar mucho material para entender como funcionaba la Agencia Maríptima Delta que era la agencia que curaba el cargo de esos generadores, esa Agencia nos había dicho que esos generadores era para uso civíl y que era para la guardia civíl de la Arabia Saudita. Nosotros nunca confiamos en lo que nos dijo la agencia y entonces llamamos a unos trabajadores que trabajaban en ese muelle y le pedimos de mandarnos la foto de la placa con su codigo de identificación que por las leyes internacionales debe ser obligatoria para todos armamentos para entender el país de orígen del armamento. Entonces esta foto la mandamos a unos compañeros de Weapon Watch (organización que nació hace poco pero ya entonces los compañeros que ahora la componen estaban estructurados sobre el anti-militarismo) y ellos nos dijeron que esas placas estaban instaladas para Double-Use porque las leyes que produen ese tipo de generadores, baterias imponen a los productores de instalarlos para uso civil y militar, etonces a doble uso. En ese e entonces también recibimos la noticia que la Agencia Delta había registrado que ese cargo era para uso militar mientras la empresa nos había dicho que era para uso civíl.

Con estas dos pruebas nos fuimos a la autoridad portual a pedir aclaraciones porque por un lado pasaba por uso militar y por el otro lado pasaba por uso civil, “están haciendo pasar vehículos militares por vehículos civiles. Les están engañando incluso a ustedes.” Le dijimos. “Donde queda la verdad?” Desde ahí se activó el aparato gubernamental, capitanería del puerto, autoridad portual, incluso intervino el estado con el decreto Cabras que había bloqueado la producción de una tipología de misiles que se producían en Sardegna por la empresa RVM. Luego descubrimos que la guardia civil es de facto una guardia nacional armada con aereonautica militar, marina militar, ejercito regular y entonces nos dimos cuenta que había una gran mentira, una falsedad sobre este tema. Entonces ese día descargamos estos generadores y los depositamos en un depósito del puerto para luego mover estas armas al puerto de La Spezia que es un puerto militar. Porque el puerto de Genova es un puerto civil no es un puerto militar y también por una cuestión de seguridad porque un puerto civil no está preparado para explosiones o daños que podrían surgir por el transporte de armamentos.

Entonces en mayo 2019 ganamos esa batalla, bloqueamos ese armamento. En febrero 2020 tratamos de nuevo de bloquear la misma empresa naval pero ahí tuvimos un boicoteo desde algunos sindicatos (la CGIL) y entonces la jornada de febrero tuvimos que organizarla en total autonomía y logramos tener un contacto entre nosotros y el ministro degli esteri y le pedimos de aplicar la ley 185/1990, ley que bloquea el transito a los armamentos que sirven para hacer guerra. El ministro nos dijo que esa ley no venía aplicada porque el gobierno yemenita para resolver cuestiones internas le pidió ayuda al gobierno de Arabia Saudí. Para acabar con los rebeldes le pidió al gobierno Saudí de bombardear su proprio territorio. Esta fué la respuesta del ministro italiano. Recuerdo que Italia es uno de los países que mayormente producen armas en el mundo. Leonardo, Beretta, Techner que es la empresa que bloqueamos nosotros con las dos huellas. Otra es la RWM.

Antes que una arma o un armamento se utilize tiene un largo proceso de creacción, nosotros somos parte de este proceso, este proceso empieza con los unviersitarios que reciben una beca para estudiar y con esa beca proyectan un programa y tal vez, sin que ellos sepan, ese programa se usará para bombardear con un dron. Nosotros aquí en Génova estamos en la parte final de este proceso, la parte logística. Nosotros en este caso bloqueamos la logística. Construimos esto haciendo red con otras organizaciones por ejemplo los compañeros que trabajan en la RWM en Sardegna, que ya pidieron de hacer un plan de reconverción de esa fábrica.

Para el estado italiano el mercado de las armas es un mercado de alta ganancia. El tema es razonar en la conversión de la fábrica, desde el punto de vista industrial. Una producción de armas mañana puede transformarse en otro tipo de producción. Para la logística es diferente, nosotros pedimos que aquí en el porto de Génova no se trafiquen armas.
Entendemos que para un estado es importante la autodefensa, por ejemplo mirando a la autodeterminación de Venezuela, de Cuba, de Iran, la Corea del norte. Pero esa práctica es de autodefensa frente a una fuerza imperialista, mientras vender armas a un estado que está bombardeando por ejemplo en Yemen eso es otra cosa. Eso en ingerencia criminal y es guerra que genera ganancias a pocos y masacres a un pueblo entero. Acá se trata de tráfico de armas para matar a otros pueblos. Esto nosotros no podemos aceptarlo.

Para hacer un ejemplo sobre lo que es el Dual-Use del gobierno. La nave Bahna en contemporánea con la nave Bahri que nosotros bloqueamos aquí, esta nave fué escoltada por la marina militar turca desde las costas de Líbano hasta las costas líbicas en donde descargó varios armamentos para apoyar a los actuales rebeldes. El grupo militar líbico que estaba combatiendo contra las fuerzas rebeldes es actualmente apoyado por la Francia, entonces apenas esta nave Bahna sale de la costa líbica viene interceptada por la marina francés y la misma marina francés pide la aplicación de las leyes internacionales sobre el tráfico de armas y le pide al gobierno italiano de detener el comandante de la nave. Porque les cuento esto? Porque cuando los intereses son nacionales europeos y algo se mueve en contra de los estados europeos entonces se deben aplicar las leyes internacionales, en donde el interés es de vender los armamentos, como con la empresa Bahri, entonces se puede violar cualquier tipo de ley nacional o internacional. Esto nosotros no podemos tolerarlo.

Todo esto nos trae a la jornada de Lunes 25 para decir NO a la guerra en Yemen, nosotros apoyamos esta causa porque es un absurdo que una guerra que sigue masacrando a un pueblo en el silencio de todos los estados porque en esta guerra se vee a un cliente que compra armas a todos los estados europeos y entonces todos los gobiernos se quedan en silencio. Esto es inaceptable. Que no se pueda hacer nada porque esta guerra produce un gran mercado para los estados europeos y Italia principalmente como productor de armas.

Seguiremos esta lucha en el Porto de Génova para bloquear los tráficos de armas dirigidas a la guerra injusta contra el pueblo yemenita.

Jose, hablando a quien nos escucherá los próximos días, desde Génova como nodo principal de la logística del mercado de armas, parte de esta maquinaria de guerra y de sangre en el silencio de las potencias occidentales que veen plata en el masacre yemenita, que mensaje mandan ustedes como Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuales de Génova al pueblo yemenita?

Para la gente que vive en occidente quiero decirles que esas armas hoy bombardean al pueblo yemenita pero esas mismas armas de los patrones mañana pueden bombardear aquí también porque el internacionalismo nos enseña que tenemos que razonar como clase, nosotros tenemos que estar de la parte de nuestra clase, la clase proletaria, obrera, trabajadora. Porque nunca atacaran países donde el Capital es fuerte pero atacarán a países donde hain intereses de capitales por ejemplo a Yemen que está cerca al corno de áfrica y entonces geopoliticamente es necesario sotometer a ese país bajo los intereses occidentales. Es la hermandad entre los pueblos que nos debe obligar a bloquear hoy esas armas, aquí desde Génova. La otra cosa que quiero decir a los hermanos y compañeros en occidentes es que debemos aprender a decir NO, porque en un estado rico como este al máximo sufriremos alguna represalia pero nuestro deber como trabajadores internacionalistas debe ser ese de decir NO.

A los compañeros yemenitas, ustedes no están solos. Nosotros queremos que ustedes sientan nuestra solidaridad. Un saludo a todos.

 

Federico Palacio, bricspsuv Italia

Génova, 23 de enero 2021

 

Video de la jornada del 25 de enero 2021:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *