Coronavirus y el ojo del huracán

Artículo de Beverly Serrano
Marzo 15 de 2020

¿Qué tiene que ver el ojo de un huracán con el Coronavirus? Aparentemente nada, pero cuando revisas bien, te das cuenta que ambos son el centro de una fuerza arrolladora que se va gestando, incubando, se aproxima, y si no se prevé puede causar una gran conmoción.

En el mundo actual donde se habla de innovación humana y progreso tecnológico, pero te desinforman y te incomunican, te desestabilizan y te vulneran, vivimos las consecuencias de un fenómeno que hasta ahora no estamos muy seguros de cómo llegó, ni cuándo se va, solo estamos seguros que su madre se llama globalización y su apellido económica.

Es común en el ser humano buscar los porqués cuando nos ataca la incertidumbre, así que cuando la ecuación no te cuadra, lo recomendable es volver al inicio y revisar cada paso. Si tu teléfono inteligente se queda colgado, sencillo: apaga y vuelve a encender.

Repasemos las condiciones del año 2019 como potencial incubador del Coronavirus Neoliberal y su globalización económica.

¿Dónde, cuándo y cómo apareció el Coronavirus?

Fotografía de Deutsche Welle Español

Con la tecnología actual los fenómenos naturales como los huracanes, en su mayoría son previsibles. El avance de la ciencia y la tecnología ha permitido crear y perfeccionar los sistemas de prevención en diferentes aspectos de la vida humana, para mitigar el efecto dañino que causan en la población mundial, como debió ser en el caso de la salud y el Coronavirus clasificado actualmente como una pandemia.

Repasemos lo siguiente: el pasado 11 de marzo de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informaba sobre el origen del virus que para ese entonces se llamaba Síndrome Respiratorio del Medio Oriente o MERS-Cov, un virus zoonótico que se transmite de animales a humanos, siendo el dromedario causante de la infección por un posible contagio a través de los murciélagos en el pasado lejano, indica la fuente.

Según informó en su momento la OMS “los coronavirus son una extensa familia de virus, algunos de los cuales pueden ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el “Síndrome Respiratorio Agudo Severo” (SRAS) siendo identificada por primera vez en Arabia Saudita en 2012.

Hasta aquí parece que las cosas van como dice el protocolo, pero cuando cerramos el lente de la cámara e intentamos ver que hay en el ojo del huracán, nos damos cuenta que las condiciones geopolíticas y sociales del mundo, también son claves y muy importantes para reflexionar sobre la pandemia del Coronavirus y el papel de la globalización económica en el 2019.

Hablemos de predicciones en la economía mundial

Para la economía mundial el año 2019 supuso un reducción del 2,3% según la ONU debido al impacto de prolongados conflictos comerciales, lo que causó un impacto negativo en el crecimiento de la economía global, el más bajo en una década, según informe Situación y Perspectivas de la Economía Mundial 2020 de las Naciones Unidas publicado el 16 de enero del presente año.

Otros datos interesantes que aporta este informe sobre la economía global indica que “dada la constante incertidumbre política, la débil confianza empresarial y el decreciente estímulo fiscal, se prevé que el crecimiento del PIB en los Estados Unidos se ralentice del 2,2% de 2019 al 1,7% en 2020”.

Además informa que a pesar de importantes factores adversos, Asia Oriental continúa siendo la región del mundo que crece a mayor ritmo y la que más contribuye al crecimiento global, según el mencionado informe. En China, se prevé que el crecimiento del PIB se modere gradualmente del 6,1 % de 2019 al 6,0 % en 2020 y al 5,9 % en 2021, con el respaldo de unas políticas monetarias y fiscales más acomodaticias”

Tras el tecnicismo que se usa para empaquetar este tipo de informes anuales, son importantes los detalles. En los detalles, dice un viejo adagio, está el diablo. En el mismo análisis se indica que existe la posibilidad de tener un crecimiento durante el año 2020 del 2,5% pero siempre y cuando indica el informe… “las tensiones comerciales, la inestabilidad financiera o la intensificación de las tensiones geopolíticas no frustren dicha recuperación”.

Sin entrar en mayores detalles sobre este informe, se entiende que China ha sido una de las economías que mejor creció en el 2019 y la que más aportó a la economía global según la fuente indicada. Saque usted sus conclusiones.

Guerra Comercial de EEUU contra China

(Nicolas Asfouri/AFP/Getty Images)

En marzo del 2018 Trump le declara la guerra comercial a China. El déficit comercial de Estados Unidos en el 2017 aumentó en 8,1% a 375.000, millones de dólares, lo que el mandatario estadounidense calificó como “el mayor de cualquier país en la historia del mundo” y reconoció diciendo “está fuera de control”.

Según nota de AFP publicada en el portal El País el 23 de marzo del 2018, en el 2017 EEUU exportó a China productos por 130.400 millones de dólares e importó desde allí 505.600 millones según el departamento de Comercio. Es importante resaltar aquí que China ha sido el mayor acreedor extranjero de títulos de la deuda pública estadounidense.

La declaración de guerra comercial de Trump contra China se basó en el trillado discurso de la seguridad, esta vez tecnológica, acusando a Pekín de “obligar” a las empresas comerciales que desearan participar en su mercado a transferir tecnología, lo que según indica la nota antes mencionada, ponía en riesgo la seguridad y la propiedad intelectual estadounidense.

A esto China responde “Estaríamos muy agradecidos si EEUU asumiese una política más comedida para evitar barreras innecesarias en el comercio, al formular e implementar nuevas reglas, debe corresponderse con las normas de la OMC”.

China y EEUU firmaron un primer acuerdo en enero del 2020 y quedó pendiente una segunda fase de este acuerdo comercial paño de agua caliente para las tensiones comerciales entre ambas actores económicos.

El Brexit – Reino Unido desojando la Margarita Si o No

Dentro de los acontecimientos que marcaron económica y políticamente el año 2019, se encuentra la decisión por parte del Reino Unido de salir del Brexit. Al parecer el Primer Ministro Boris Jhonson no la ha tenido fácil navegando entre dos polos de poder (UE y EEUU) que esperan con ansiedad poder llevarlo a su terreno en la negociación de lo que llaman el nuevo orden mundial, como aliado político internacional.

Así lo comenta Luke McGee de CNN en su nota publicada “El Reino Unido abandonó la UE y las implicaciones para el mundo son enormes” publicada el 01 de febrero del 2020.

En esta nota analiza McGee las implicaciones que podría tener cualquier decisión que sobre la alianza con alguno de los polos de poder tomara Johnson. Y escribe A principios de esta semana, el gobierno de Johnson decidió que permitiría a la firma china de telecomunicaciones Huawei construir parte de la red 5G del Reino Unido, a pesar de las serias preocupaciones de seguridad. El gobierno dijo que el papel de Huawei en el proyecto estaría restringido a áreas que no significaban un riesgo para el Reino Unido.” Y continúa… Una persona que probablemente no esté contenta con esto es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En su guerra económica con China, Trump busca amigos…

Sofhia Gaston, directora gerente del grupo de Política Exterior Británica comenta “Estamos en un período de negociación de un nuevo orden mundial, y Gran Bretaña necesita navegar por un camino que mantenga relaciones sólidas con la mayor cantidad posible de nuestros aliados” a lo que Mark Leonard, director del grupo de expertos del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores complementa “El Reino Unido se va de la UE en un momento en que Trump está tratando de renegociar la relación transatlántica mientras dirige su atención desde Europa y Oriente Medio a la competencia con China y Asia”

Entender cómo se dan las relaciones de poder económico en el mundo, permite reflexionar y comprender los acontecimientos que preceden a esta toma de decisiones y que afectan a la población mundial. En este artículo continúa diciendo Mcgee No es ningún secreto que la prioridad de Trump con el brexit es un acuerdo comercial que podría romper las normas mundiales sobre estándares alimentarios y la regulación de medicamentos. Hacerlo le ofrecería a Estados Unidos la oportunidad de establecer precedentes en el comercio que antes eran impensables, e incluso se podría ver un aumento en los precios mundiales de medicamentos.”

¿Ya ven a qué me refiero?

Rebeliones populares en el ojo del huracán

Desde que tengo uso de razón, es la primera vez que soy testigo de un movimiento popular mundial contra el neoliberalismo más allá de nuestras fronteras, de tamaña magnitud. La ola de levantamientos populares en el mundo contra las políticas neoliberales impuestas a los pueblos por gobiernos de derecha como el de Lenin en Ecuador, Macri en Argentina, Piñera en Chile o la de Macrón en Francia, así como la brutal arremetida neocolonial que golpeó y sigue golpeando de manera criminal y descarnada a la Bolivia de Evo, encendió la chispa de una llama que sigue ardiendo en las calles actualmente con la valentía por delante de pueblos cansados de tanto atropello, indolencia, muerte, violación y tortura por parte del capitalismo depredador y la mano peluda que mece la cuna.

No olvidemos que en Venezuela, se llevaron a cabo 9 encuentros internacionales de partidos políticos, sectores y movimientos sociales, entre ellos el Foro de Sao Paulo, donde se debatieron temas de interés popular a nivel mundial. Este movimiento popular internacional se constituyó como un frente de lucha antiimperialista, no solo para el rechazo contundente al capitalismo, sino contra la censura a las luchas populares por parte del oligopolio mediático al servicio de la globalización neoliberal.

El amplio apoyo a las luchas de Venezuela, Cuba, Nicaragua e Irán contra el bloqueo económico criminal de EEUU, la lucha contra las medidas económicas impuestas al pueblo colombiano, contra el asesinato de sus líderes y lideresas y el uso guerrerista del territorio neogranadino contra países de la región, coparon el debate en las mesas de trabajo, concluyendo en una agenda de acción internacional para contrarrestar los efectos negativos del sistema capitalista en decadencia.

El encuentro cara a cara, el debate abierto y la actitud propositiva de los participantes y sus causas de lucha, generó un gesto de solidaridad mundial pueblo a pueblo importante. Las reacciones contra estos encuentros internacionales se tradujeron en una arremetida de acciones de bloqueo financiero o las mal llamadas sanciones, sabotaje o impedimento en el acceso a las aerolíneas y sus vuelos internacionales contra activistas de movimientos sociales o partidos políticos de izquierda, violencia y represión de la extrema derecha.

Vemos entonces que el ambiente político y social del año 2019, tras colaborar con las condiciones que requería el neoliberalismo para sus predicciones económicas y su hegemonía política, tomó un rumbo tal vez inesperado para los detractores de la humanidad.

Evento 201

Hablemos de Crisis y de Pandemias

En el último trimestre del año incubador del Coronavirus 2019, se llevó a cabo el Evento 201 en Nueva York, el Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, el Foro económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates organizaron este encuentro con la intención de realizar un ejercicio pandémico ¡Si¡ como lo leyó “pandémico” y de alto nivel el pasado 18 de octubre como lo indica su sitio web. El objetivo de este “simulacro” era hacer un ejercicio donde se analizara y establecieran alianzas de alto nivel entre el sector público y el privado de instituciones y gobiernos del mundo que sirvieran para prever, atender y disminuir las consecuencias económicas y sociales que a gran escala impactara una pandemia de tipo coronavirus.

¿Realidad o Ficción?

Aunque los involucrados en este evento declararon que sólo fue un simulacro y no una predicción, a la gente en general no deja de parecerle muy extraño que en octubre del 2019 se simule una pandemia de Coronavirus y que luego en diciembre de ese mismo año aparezca el virus nada más y nada menos que en China y tres meses después se declare como pandemia. Al respecto me detuve a leer un poco más las letras pequeñas de este simulacro.

Según carta enviada por Bill Gates al The New Englad Of Medicine, El desarrollo de antivirales y vacunas implica ensayos clínicos masivos y acuerdos de licencia que cruzarían las fronteras nacionales…” “Se necesitan miles de millones de dólares más para completar los ensayos de Fase III y asegurar la aprobación regulatoria para las vacunas contra el coronavirus, y se necesitará aún más financiamiento para mejorar la vigilancia y la respuesta a la enfermedad” además indica que El objetivo de este trabajo debe ser obtener resultados concluyentes de ensayos clínicos y aprobación regulatoria en tres meses o menos, sin comprometer la seguridad de los pacientes” asegura Gates.

Argumentó en su carta que… Los sistemas de salud en muchos de estos países ya están debilitados y un patógeno como el coronavirus puede abrumarlos rápidamente. Y los países más pobres tienen poca influencia política o económica, dado el deseo natural de los países más ricos de poner a su propia gente primero.”

En su lista de sugerencia a los gobiernos y líderes del mundo para el manejo del Coronavirus publicada el pasado 28 de febrero, Bill Gates concreta “Los productos pandémicos son inversiones extraordinarias de alto riesgo, y las compañías farmacéuticas necesitarán fondos públicos para eliminar el riesgo de su trabajo y lograr que salten con los dos pies. Además, los gobiernos y otros donantes deberán financiar, como bien público global, instalaciones de fabricación que puedan generar un suministro de vacunas en cuestión de semanas… Finalmente, los gobiernos deberán financiar la adquisición y distribución de vacunas a las poblaciones que las necesitan.”

Esta carta parece un dechado de buenas intenciones, sin embargo, las letras en negritas las coloco a propósito para analizar lo que puede significar la traducción de la siguiente frase en la vida real “ensayo clínico masivo en la fase III” o lo que pudiéramos entender cuando se habla de “Sistemas de Salud debilitados” y que a raíz de esto puede “el coronavirus abrumarlos rápidamente”… esto deja mucha tela para cortar.

Mientras, EE.UU manda soldados sin protecciónManlio Dinucci/Lahaine.org

Las casualidades en la geopolítica no existen, existen los planes y las estrategias y al igual que ustedes, me surgen las preguntas lógicas ¿estaremos en pleno ensayo clínico masivo del coronavirus? ¿Esos miles de millones de dólares que se requieren para atender la pandemia son para favorecer a la industria farmacéutica? ¿Cómo Cuba y China han podido implementar un medicamento para curar a pacientes sin pedir a los gobiernos del mundo miles de millones de dólares?

Estas y muchas más interrogantes surgen de las letras pequeñas de esta carta de buenas intenciones… ¿Traerán medicinas o médicos para combatir el Coronavirus los 30.000 soldados norteamericanos que desembarcaron esta semana en Europa?

Seguiremos investigando y revisando para que usted, saque sus propias conclusiones…

Próximamente hablaremos de Pandemia económica o Caballo de Troya”… ¿20-20 Caída y mesa limpia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *