Gira de William Castillo por Italia

El viaje a Italia del «comunicador social» William Castillo, Viceministro de Relaciones Exteriores de Venezuela con responsabilidad en la comunicación internacional

El viaje de William Castillo, Viceministro de Relaciones Exteriores de Venezuela con responsabilidad en comunicación internacional, terminó con una conferencia de prensa en la embajada de Venezuela en Italia. Para la prensa italiana e internacional, Castillo, periodista que ha ocupado numerosos cargos de gobierno y de dirección en altas instituciones públicas de la comunicación, habló sobre la realidad de su país, respondiendo a las preguntas sin reticencias.

«Venezuela, dijo, es un país que ha optado por ser independiente y por esta razón ha estado sufriendo durante veinte años los ataques de Estados Unidos, que quieren imponer su modelo devastador de desarrollo en el continente latinoamericano». Desde 2015, cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, impuso sanciones a Venezuela, calificándola como «una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad», la presión se ha vuelto cada vez más aguda, llegando a su punto máximo en 2019.

Un año en el que el diputado Juan Guaidó, fuera de cualquier regla democrática, decidió proclamarse presidente de la república y convertirse así en un intérprete de los planes de América del Norte, según los cuales el pueblo venezolano, acorralado por dificultades económicas y presión internacional, se volvería contra el gobierno.

Los costos de las sanciones, dijo Castillo, agravados por la drástica caída en el precio del barril, a lo que la adopción del fracking por parte de Estados Unidos ha contribuido fuertemente, han pesado y pesan sobre las condiciones de vida del pueblo venezolano. El dinero de Venezuela, destinado a la compra de alimentos y medicinas o al pago de la deuda externa, que ya no se puede negociar, está bloqueado en bancos estadounidenses o europeos.

La principal compañía petrolera en Venezuela, Citgo, con sede en Estados Unidos, ha sido expropiada por Trump, cuyo gobierno sanciona a cualquiera que quiera hacer negocios con el gobierno bolivariano. Sin embargo, incluso cuando el costo del barril de petróleo ha bajado de más de 100 dólares a 20, ninguna escuela ha sido cerrada o privatizada. De hecho, el gobierno de Nicolás Maduro ha aumentado aún más las políticas públicas, continuando con el plan de redistribución de riqueza iniciado por Hugo Chávez.

Por lo tanto, la llamada «tormenta perfecta», predicha por Donald Trump, no se realizó. Y hoy Venezuela, «es un país en paz», en diálogo con esa parte de la oposición venezolana que no pide la invasión armada de su propio país y quiere participar en las próximas elecciones parlamentarias. Lo que tendrá lugar en 2020 será la elección n° 26, después de las 25 ya realizadas en Venezuela a lo largo de veinte años de socialismo bolivariano, que sufrió dos derrotas, y que los admitió, como corresponde a un país democrático y transparente.

Un país que no coincide en absoluto con la imagen difundida por los grandes medios de comunicación, dijo el viceministro, invitando a los periodistas a hacer honor a la profesión. Una reunión general que duró más de tres horas, durante la cual la información errónea que existe en el país bolivariano parecía evidente. Como prueba adicional, el caso de dos diputados de origen italiano, que fueron investigados por cargos graves, que durante meses han sido refugiados en la embajada italiana en Venezuela a pesar de que no hay órdenes de arresto contra ellos.

El gobierno bolivariano les ha permitido regresar a Italia junto con el senador Pierferdinando Casini, quien ha llegado específicamente a Venezuela. Sin embargo, los medios contaron las cosas de manera diferente, distorsionando los hechos.

William Castillo fue invitado a Italia para participar en la Feria del Libro de Roma, donde presentó el volumen Hugo Chávez, así empezó todo, publicado por PGreco. Una colección de documentos inéditos que muestran la profunda relación de Chávez con la izquierda radical venezolana, en la que militaba su hermano mayor, Adán, presente en el libro.

Después de la presentación muy participada en la Feria, acompañada por profesores, estudiantes e intelectuales, y por la Encargada de Negocios Maria Elena Uzzo, el viceministro discutió con los movimientos populares en el Laboratorio Granma en una reunión concurrida, organizada por las BRICS-PSUV Italia y por el CONAICOP.

Una oportunidad para presentar también en Italia los resultados del Congreso Internacional de Comunicación, que aprobó el establecimiento de una universidad internacional de comunicación y una agenda de lucha común contra el capitalismo.

El debate continuó en Pavía, en el club Arci Radio Aut, donde una audiencia de estudiantes y trabajadores muy jóvenes discutió con el viceministro y con el vicecónsul de Milán, Eduardo Barranco, y así pudo conocer la revolución bolivariana, una esperanza concreta que va más allá del continente latinoamericano.

La siguiente etapa tuvo lugar en Génova, en el gran salón del círculo Bianchini de Rifondazione Comunista e Italia-Cuba. También en este caso, un público numeroso y atento, esta vez compuesto por personas de todas las edades, que vieron la presencia de muchos grupos de la izquierda genovesa, de trabajadores portuarios y de estudiantes. Un pequeño milagro de unidad en la izquierda, realizado por la revolución bolivariana, un verdadero faro de resistencia para todos los pueblos que intentan construir una alternativa al capitalismo también en Europa. Para acompañar al viceministro, también vino el cónsul de Milán Giancarlo Di Martino.

La gira terminó en la Casa del Popolo de Campobasso, en un último debate en profundidad y participativo, presentado por Italo Di Sabato, del Observatorio contra la represión. Un debate enriquecido por la presencia de muchas camaradas, interesadas en saber más sobre la revolución bolivariana, que se define a sí misma como feminista y socialista, y donde las mujeres dirigen más del 70% de las organizaciones del poder popular.

Ante las muchas invitaciones recibidas de muchas partes de Italia, William Castillo prometió regresar. Pero, mientras tanto, depende de quienes permanecen para hacer su parte. Defender la Venezuela bolivariana, se dijo en las reuniones, significa defender la posibilidad concreta de revertir el curso también en Italia.

Un comentario en «Gira de William Castillo por Italia»

  1. Mi auguro poter organizzare un incontro qui en veneto, Venezia, con William Castillo se sovessw ritornare in Italia per altri incontri.
    Basta saperlo in tempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *