¡Fuera Almagro de Paraguay!

¡A DONDE VAYAS TE LO VAMOS A RECORDAR!

Exactamente ocho días después que la derecha racista concretara un Golpe de Estado cívico-militar contra el gobierno constitucional del compañero presidente Evo Morales Ayma en Bolivia, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luís Almagro, llegó de visita oficial a Asunción-Paraguay, los días 18 y 19 de noviembre pasado.

 

 

 

El Sicario General del Ministerio de las Colonias, el fantoche Almagro, llegó a la capital paraguaya creyendo tal vez que nuestros pueblos, en especial los jóvenes, estarían ajenos a su lamentable y traicionero  actuar en contra de la soberanía de Nuestra América, y quizás pensó que no sería repudiado ni rechazado por su sistemático ataque a los gobiernos progresistas y revolucionarios de América Latina, menos en Paraguay, que ya en el 2012, y aunque en funciones estaba otro personaje, conoció de cerca el actuar de la OEA en contra de los gobiernos progresistas al consentir el golpe parlamentario contra el presidente Fernando Lugo. Almagro subestimó al pueblo paraguayo y a su juventud así como viene subestimando la paciencia de los pueblos latinoamericanos, jamás imaginó que en un acto público en una universidad privada de Asunción, donde (vaya paradoja) pretendía hablar de democracia, los jóvenes estudiantes universitarios y militantes de izquierda paraguayos, le darían una inolvidable lección.

El caluroso martes 19 de noviembre en la capital paraguaya los jóvenes universitarios y militantes comenzaron a congregarse en los alrededores de la universidad con banderas paraguayas, wiphalas y carteles de repudio al convidado, otro grupo había ocupado sus asientos dentro del recinto donde se daría la conferencia. Al llegar la comitiva de la OEA los manifestantes cerraron el paso al vehículo que transportaba al mandadero de Trump y al grito de “asesino” y “golpista” fue obligado a huir raudamente del lugar. Adentro, en la sala de conferencias, el presentador del evento ensayó una disculpa al público por la ausencia de Almagro, alegando que el mismo no se presentaría por “motivos de fuerza mayor”, fue entonces que los jóvenes, a los gritos, increparon a los representantes de la casa de estudios por haber invitado al golpista Almagro, nada más y nada menos que para hablar sobre “democracia”. En ese momento el evento tuvo que ser suspendido.

Almagro fue una de las piezas claves para que el plan golpista, organizado por el imperialismo norteamericano y la derecha local, alcance el resultado que no hubiesen podido alcanzar jamás a través del voto democrático del pueblo boliviano, que ha demostrado su incondicional apoyo al proceso de cambio liderado por Evo Morales, con una contundente victoria en primera vuelta, por más de 10% de votos de diferencia sobre el segundo más votado, en las pasadas elecciones generales del 20 de octubre.

Hasta el día de hoy la OEA no ha demostrado ni una sola de las pruebas del supuesto fraude en las elecciones general en Bolivia y queda expuesto con toda claridad que todo lo actuado por Almagro formó parte de un montaje y complot para un Golpe de Estado cívico-militar, con el objetivo de someter a Bolivia al neoliberalismo, generador de miseria y hambre en nuestros pueblos. Almagro llevará por siempre el estigma del traidor de los pueblos de Nuestra América y como se lo espetaron los jóvenes universitarios y militantes paraguayos, se lo recordaremos en cada lugar que vaya.

Juan Esteban Centurión
Brics-PSUV Paraguay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.